Exigimos la renuncia del Secretario de la Defensa Nacional

secretario de la defensa

El 20 de noviembre de 2021, en su discurso durante los festejos conmemorativos del 111 aniversario de la Revolución Mexicana, el Secretario de la Defensa Nacional, General Luis Cresencio Sandoval González, afirmó:

“…. vemos en la transformación que actualmente vive nuestro país el mismo propósito de las tres primeras transformaciones, el bien de la patria”…. “como mexicanos es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha…”.

Estas afirmaciones asumen la muy particular interpretación de la historia nacional del partido que hoy está en el gobierno federal y de su titular, cuyo proyecto político denominan “cuarta transformación”, y constituyen una suscripción del mismo en nombre de las Fuerzas Armadas. 

Así mismo, la conminación al público ciudadano mexicano en el sentido de que “es necesario estar unidos en el proyecto de Nación que está en marcha”, es un llamamiento político a sumarse a dicho proyecto político partidario. 

Al hacerlo, el General Sandoval González violó flagrantemente el principio de neutralidad política de las Fuerzas Armadas, que es absolutamente crucial para la institucionalidad de las mismas en la vida, mantenimiento y desarrollo de los Estados Unidos Mexicanos, en tanto Estado Democrático. Además, violó flagrantemente también el artículo 17 de la Ley de Disciplina del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos que establece:

“Artículo 17.- Queda estrictamente prohibido al militar en servicio activo, inmiscuirse en asuntos políticos, directa o indirectamente, salvo aquel que disfrute de licencia que así se lo permita en términos de lo dispuesto por las leyes; así como pertenecer al estado eclesiástico o desempeñarse como ministro de cualquier culto religioso, sin que por ello pierda los derechos que le otorga la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos.”

Dado que al pronunciar discurso atrás mencionado, el General Sandoval González evidentemente no gozaba de licencia alguna, las flagrantes violaciones mencionadas, especialmente la segunda, acreditan plenamente que no está capacitado para ser Secretario de la Defensa Nacional.  

secretario de la defensa
Fotografía tomada de www.ciudadanosenred.com.mx

Además, el General Sandoval González olvidó que, si bien en la elección presidencial de 2018 tal proyecto político obtuvo el respaldo del 53% de los votantes, en las recientes elecciones federales intermedias para la Cámara de Diputados del 6 de junio de 2021, los partidos integrantes de la Coalición Juntos Haremos Historia, postulantes de tal proyecto político, obtuvieron sólo el respaldo del 48% del público ciudadano participante. Esto es, el General Sandoval González olvidó que el proyecto político por el que tomó partido y al que conminó a sumarse al público ciudadano mexicano, ya no es mayoritario. Tal es un olvido imperdonable para un titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, lo que refuerza el argumento de que el General Sandoval González no está capacitado para dicho puesto.       

Sobre todo en el actual contexto político en el que el titular del Poder Ejecutivo Federal ha decidido asignarle a las Fuerzas Armadas una amplia diversidad de nuevas funciones, atribuciones y recursos de la administración pública federal que debieran corresponder a civiles y cuya constitucionalidad y legalidad están siendo profusamente impugnadas ante el Poder Judicial de la Federación. En este contexto es aún más relevante que el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional asuma integralmente el principio de neutralidad política de las Fuerzas Armadas y el cumplimiento estricto de la Ley de Disciplina del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicanos. 

El interés público establece que la lealtad de las Fuerzas Armadas no es para el titular en turno del Poder Ejecutivo sino para la Constitución y las leyes de la República. 

Por todo ello:

EXIGIMOS LA RENUNCIA DEL GENERAL LUIS CRESENCIO SANDOVAL COMO SECRETARIO DE LA DEFENSA NACIONAL

    Suscríbete a nuestro boletín

    Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


    Añadir un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.