¿Despenalización o simulación? La mariguana a discusión

La Ley General para la regulación del cannabis se está discutiendo y en Futuro 21 nos preocupa cómo se está llevando a cabo la revisión de dicha iniciativa. Es por eso que invitamos al foro moderado por Angélica de la Peña “¿Despenalización o simulación? La mariguana a discusión” a expertos y activistas en el tema para discutir los pros y contras.

Existió una primera discusión en el Senado para definir el uso en el tratamiento de niños con ciertas enfermedades; hoy se discute la Ley General para la regulación del cannabis, reformas a la ley general de salud y código penal, del cual el poder judicial determinó que el uso lúdico y recreativo se legisle desde el Congreso con un enfoque de libre desarrollo de la personalidad. En el tema del cannabis y su despenalización, hay una gran cantidad de mitos, que en palabras de Angélica de la Peña “se requiere analizar a luz de la ciencia, la sociología y la democracia, desde el no prejuicio y haciendo un análisis de la realidad”. 

La despenalización de la mariguana no está pensada en los productores mexicano ni en el contexto social

De acuerdo con el director del CIDE de la región centro, Alejandro Madrazo, el proceso es un resultado de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART) y, aunque se está llegando a esta ley, se ha hecho “mal y de malas, pero sobre todo tarde, pues somos el tercer país en la región económica”. La venta es una oportunidad para el sector agrario nacional de ser un productor importante y se está perdiendo; Canadá está tomando esa posición. “Se reintrodujeron todos los delitos penales y labra un pequeño nicho para productores, que son requisitos caros. Lejos de continuar con los avances del 2015 y 2017.” 

En esta ruta de despenalización de la mariguana, en lugar de una agenda liberal, es necesaria una de desarrollo económico que beneficie a campesinos mexicanos, para ser los principales productores. Como lo que está sucediendo en América del Norte. En cambio, se amenaza con criminalizar si no tienen ciertas bases de entrada. Se trata de un diseño para el inversionista extranjero, para hacer del mercado nacional pequeño y que no represente una competencia para empresas extranjeras. La producción nacional se enviará fuera del país, es un plan de negocios de las empresas del cannabis, la privatización de un bien público que es la ley, convirtiéndolo en un plan de negocios, a costa de los derechos y libertades de campesino y consumidores nacionales.

La prohibición de la mariguana y la criminalización al usuario se mantienen, por tanto también la guerra

Esta iniciativa para la despenalización de la mariguana sigue haciendo del usuario que autocultiva un criminal, pero ahora en el Senado se lograron quitar algunas restricciones. Sigue siendo delito la posesión en un país con tasas elevadas de violencia y no debiera distraerse la seguridad en perseguir usuarios de mariguana. Para el exlegislador y político Fernando Belaunzarán, sólo es un paso simbólico y la estela de la destrucción de la guerra contra las drogas se sigue manteniendo por poner en el centro a la industria y no a las personas ni a los derechos humanos, como los de la salud. Cada regulación debe verse en relación con el contexto político y social, porque debe resolver los temas de cada sociedad en particular.

“Es una iniciativa pensada más en un sector, que es el empresarial. No se piensa en el contexto social”. Comentó al respecto que los diputados debieron quitar la prohibición, en cambio, se estableció un mecanismo de producción. “Si la guerra contra las drogas fue un pretexto para militarizar, éste es un camino para cambiar el paradigma de la violencia”, agregó.

De acuerdo a Elisa Sánchez, de SMART, “es un sinsentido mantener la pena por la posesión simple, si lo que se está haciendo es habilitar un mercado. Ese instituto de control y regulación es una práctica que se hace como en Uruguay y Canadá, que queda como un órgano desconcentrado del instituto de la salud.  Agregó que lo más preocupante es que no se elimine a la cannabis de la lista de sustancias prohibidas para la salud, lo que genera amenaza del ejercicio penal contra los usuarios, con multas de hasta 100,000 pesos.

Esta nueva propuesta de despenalización de la mariguana propicia el monopolio

Alejandro Madrazo enfatizó que “labrar un nicho para un mercado nacional pequeño, grande a nivel internacional, manteniendo la guerra contra las drogas con todos sus intereses es una traición al país, a los usuarios y a las organizaciones que la motivaron”; aún así abrieron un resquicio: el autocultivo.

“Se eliminaron los pocos candados para evitar el monopolio”, comentó al respecto Lisa Sánchez, ya que la venta al menudeo funcionará con cinco licencias y el dictamen anterior indica que 3 licencias son mutuamente excluyentes, lo que propiciaría un mercado más equitativo y menos intereses consolidados que pudiera influenciar al órgano regulador. 

Por otro lado, no se contempla la orientación legal, técnica o financiera de grupos pequeños, en el autocultivo se le exige que den un consentimiento informado de que la otra persona va a consumir y mantiene la denuncia ciudadana como mecanismo de control. 

Agenda ciudadana

En Futuro 21 promovemos el diálogo para crear una agenda común con otras organizaciones civiles de cara a las próximas elecciones de 2021. Buscamos unidad de acción entre colectivos ciudadanos y partidos políticos para construir una mayoría democrática en la Cámara de Diputados. Te invitamos a conocer más acerca de nuestra agenda ciudadana.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


    Añadir un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *