Contra la consulta para enjuiciar a funcionarios

consulta ex presidentes

La consulta popular a la que convocó el presidente de la República y que se realizará el próximo 1º de agosto es una deformación de una valiosa figura de democracia directa pues es completamente innecesaria y no responde a la necesidad de un pronunciamiento popular que ya está fijado en la Constitución y en el ánimo ciudadano, sino a un aspaviento manipulador para fortalecer el proyecto autocrático de López Obrador.

El propósito de la consulta es poner a consideración de la ciudadanía una pregunta que redactó la Suprema Corte de Justicia de la Nación para enmendar por improcedente la redacción original que se propuso desde la presidencia.

He aquí la pregunta que se quiere someter a consulta:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

La vaguedad de la pregunta banaliza el ejercicio democrático de consulta popular.

¿Por qué es una consulta innecesaria?

Como lo implica la pregunta misma la Constitución y las leyes no solamente garantizan, sino que obligan a que toda decisión tomada por funcionarios, ya sea en el pasado o en el presente, sea investigada y esclarecida en el caso de que existan dudas o sospechas fundadas en evidencia acerca de su ilegalidad y de que hayan perjudicado a particulares o a la sociedad en general. 

Cualquier acción de autoridad o funcionario que se haya dado en contra de la legalidad y en perjuicio de la nación puede y debe ser investigada por la autoridad respectiva. 

Si de verdad se quisiera proceder contra ello y contra otros funcionarios de los que se tenga prueba bastaría con proceder conforme a las disposiciones del Título Cuarto Constitucional que en sus artículos 108 a 114 establece las responsabilidades de los servidores públicos y de particulares que incurran en hechos de corrupción. Igualmente, las leyes que se derivan de la Constitución proporcionan las herramientas que permiten con toda amplitud el combate a la corrupción y a la impunidad.

Entonces, ¿Por qué consultar en vez de actuar? La razón es muy simple: el presidente se hace cómplice de la impunidad al omitir las acciones a que su encargo le obliga. El tiempo lo dirá, pero seguramente veremos cómo la inacción se mantiene con independencia de lo que se conteste a esta consulta que no es, por las razones expuestas, más que una farsa más que distorsiona el sentido de las consultas populares, desfigura la verdadera voluntad de los mexicanos de que las autoridades actúen desde ya contra la corrupción y la impunidad y para evadir sus responsabilidades.

F21 hace un respetuoso llamado a la ciudadanía para que exijamos al presidente de la República y a la FGR que, en el caso de que cuenten ambas instituciones con información y evidencias de delitos cometidos por funcionarios en el ejercicio de sus facultades, actúen en consecuencia, y ello al margen de consultas absurdas. 

Demandamos al presidente López Obrador que deje de solapar la corrupción y haga uso de sus responsabilidades y facultades para presentar las denuncias correspondientes ante la autoridad competente. Lo mismo en el caso de exfuncionarios, de funcionarios y de delincuentes integrantes del crimen organizado.

En vez de gastar 528 millones de pesos en una consulta amañada podrían destinarse esos recursos a comprar las medicinas para los niños con cáncer que por negligencia de las autoridades no hay en México.

Evaluación Electoral: Futuro 21 Propone

Resultados Va Por México

Futuro 21 se distinguió en las pasadas elecciones por ser una de las organizaciones ciudadanas que contribuyó primero, a propiciar el acercamiento de las organizaciones de la sociedad civil opositoras al régimen, con los partidos políticos y seguidamente, a arrimar el hombro para hacer posible la construcción de la coalición electoral Va por México integrada por el PRI, el PAN y el PRD.

Lo más relevante del momento político actual en México es que, la oposición unida consiguió impedir que Morena retuvieran la mayoría calificada, en la legislatura LXV del Congreso de la Unión la coalición gobernante contará con 44 escaños menos que en la anterior. De suerte que se integrará una cámara de diputados más equilibrada que le permitirá cumplir con su función de contrapeso y control institucional, protegiendo así, la Constitución, las instituciones de la República, los derechos humanos y las libertades. 

El avance electoral de Va por México en la Ciudad de México fue formidable, ganó nueve de las dieciséis alcaldías y arrebató diputaciones locales y federales al grupo gobernante, propinándole una derrota al obradorismo en su principal bastión político. El PAN y el PRI tendrán más escaños de los que obtuvieron en la elección pasada, lo que supone una recuperación en la cámara de diputados federal, el PRD conservará su registro, no es poca cosa.  Esos resultados mejoraron la competitividad electoral de dichos partidos en las próximas elecciones. 

Las pasadas elecciones exteriorizaron dos aspectos muy relevantes para la vida democrática de México; el primero, se produjo una participación ciudadana del 52.67 por ciento, para ser unas elecciones intermedias, el dato es histórico, segundo, después de los comicios, la pluralidad de la sociedad se ve mucho mejor representada y con ello se logra, además, atajar la amenaza de erosión a nuestra democracia.

Lamentamos los asesinatos de 35 candidatos a manos del crimen organizado. Presumimos que, en estas elecciones, distintos grupos delincuenciales en diversas partes del territorio nacional, lograron a sangre y fuego hacerse de considerables porciones de poder, hecho que debe ser reprobado por todos los partidos, organismos empresariales y organizaciones de la sociedad civil. 

Conseguimos la inclusión de varios compañeros de Futuro 21 como candidatos de la coalición Va por México, ahora, nos congratulamos de que tres de ellos; Gabriela Sodi en el distrito 12, Gabriel Quadri en el distrito 34 y González Xirión en el distrito 16, quienes obtuvieran triunfos inobjetables, anticipamos que los tres serán nuevas voces que contribuirán en la búsqueda de soluciones a las principales causas  ciudadanas.  

Reiteramos nuestra disposición a trabajar en profundizar la colaboración con los partidos de la coalición Va por México. Logramos mucho pero no lo suficiente, tenemos aún mucho trabajo por hacer para reconstruir las instituciones que han sido dañadas por las decisiones equivocadas del gobierno. Sin embargo, para acometer las tareas por un México prospero, sostenible, justo y cabalmente democrático, requerimos un desempeño más eficiente, transparente de las distintas formaciones políticas con las que mantenemos una alianza.

Insistimos, sin partidos reformados difícilmente habar un fortalecimiento tal de la oposición que le permita derrotar a todo lo que representa el proyecto de la 4T en la confrontación del 2024, instamos a los partidos de Va por México, hacer gobiernos estatales y municipales eficientes, responsables y honestos. Asimismo, instamos a los diputados federales que integrarán las bancadas del PRI, PAN y PRD, a mantener una conducta incorruptible y de compromiso absoluto con la agenda legislativa pactada, y asumir una estrategia parlamentaria de oposición, congruente con los valores democráticos, manteniéndose siempre como un factor de control y limitación del poder presidencial y de clara obstrucción al proyecto de la 4T. 

Reiteramos Futuro 21 seguirá trabajando en coordinación con la coalición Va por México en la evaluación permanente y el seguimiento al cumplimiento de los compromisos establecidos en la agenda legislativa conjunta.

Invitamos a todos los grupos de la sociedad civil identificados con el ideario de la oposición agrupada en la coalición Va por México a construir una coordinación nacional permanente para diseñar e implementar labores conjuntamente.

Atentamente

Adriana Cepeda de Hoyos, Alicia Sobrado, Alfredo Phillips, Alicia Bañuelas, Angélica de la Peña Gómez, Antonio Daniel Vázquez Herrera, Antonio Medina, Beatriz Pagés, Carlos Daniel Torres, Carlos del Valle del Río, Ciro Mayén, David Olivo Arrieta, David Sánchez Camacho, Demetrio Sodi, Diana Bernal Ladrón de Guevara, Elena Achar, Eynar de los Cobos, Fernando Bazúa, Fernando Belaunzarán, Francisco Valdés Ugalde, Gabriel Quadri, Gabriela Sodi Miranda, Gerardo Priego, Irak Vargas, Isidro H. Cisneros, Jesús Ortega, Jorge Carlos Díaz Cuervo, Jorge Triana, José Antonio Polo, José Luis Peralta, José Luis Porras Armentia, Laura Carrera, Leopoldo Hernández Romano, Lucero del Pilar Márquez, Luciano Jimeno, Luis Antonio García, Miguel Galán Reyes, Ignacio Pinacho Ramírez, Paola Migoya, Rodolfo Higareda, Rubén Aguilar Valenzuela, Tere Vale, Tonatiuh Medina Meza, Xavier González Zirión